miércoles, 11 de diciembre de 2013

Cómic: X-O Manowar Volumen 1

Hoy reseña/comentario/crítica de X-O MANOWAR VOLUMEN 1: POR LA ESPADA. La otra mitad de la avanzadilla inicial del Universo Valiant junto con la correcta HARBINGER amplía y mejora las sensaciones de aquella.

X-O MANOWAR VOLUMEN 1: POR LA ESPADA
de Robert Venditti, Cary Nord, Stefano Gaudiano, Moose Baumann: ***

Resulta interesante analizar por qué unas historias funcionan mejor que otras sin resultar en el fondo sustancialmente más originales o sólidas en sus premisas que sus competidoras y/o acompañantes. En este caso (en cualquier caso si la línea editorial está prefjiada) la competición no existe ya que tanto esta X-O MANOWAR como HARBINGER,  BLOODSHOT o la inminente ARCHER & ARMSTRONG son puntos equidistantes del diámetro inicial que dará forma a esa circunferencia en proceso de cerramiento que es Valiant. No obstante MANOWAR me ha resultado más atractiva y resultona que HARBINGER, y creo que se debe a su punto de partida más conocomitante con la sci-fi y la aventura clásica con arranque en la Italia del siglo V (protagonista arrancado de su tierra y familia se embarca en viaje asombroso con el retorno y la venganza en mente) que siempre deja cierto margen de asentamiento con éxito en sus vericuetos situacionales si el guionista cumple con cierta gracia como es el caso. Robert Venditti apuesta por la mezcolanza genérica con acierto haciendo de Aric, un visigodo orgulloso, arrogante y fornido sin demasiada personalidad (esperemos que el personaje mejore en este aspecto en siguientes entregas) el protagonista del relato. Tras una batalla fallida es abducido con sus hombres por una raza alienígena que los emplea en planetas de cultivo y que veneran las plantas y una extraña armadura de enorme poder. La previsible fuga y adquisición de dicha armadura así como su retorno a la tierra muchos siglos después de su partida son la trepidante base temática de este primer número.

Venditti da pie a batallas, peleas, presentación de varias líneas argumentales, personajes y mucho movimiento. Casi demasiado. Pero en la sinceridad de su propuesta radica su éxito. Juega con los lugares comunes sin cuestionarlos, pero los aborda con destreza y aplomo usándolos como armazón de un relato conspiranoico interplanetario tan entretenido como espectacular. A esto evidentemente ayuda el dibujo dinámico y estilizado de Cary Nord, así como el colorido de Moose Baumann. De nuevo Panini entrega un producto popular de atractiva factura en rústica con solapas y precio más que atractivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...