martes, 5 de julio de 2011

Cine: Annie Hall

En plena convalecencia (y durante el finde anterior a la misma) he estado revisando varios títulos clásicos de Woody Allen para regocijo y estímulo intelectual. Hoy unas palabras sobre una de sus grandes cintas, una joya absoluta del Séptimo Arte.

ANNIE HALL de Woody Allen: *****

Arriba he apuntado lo de "títulos clásicos" consecuentemente con mi catalogación del cine del newyorkino, diferenciando en su filmografía tres grandes étapas. La primera viene a ser la "pre-genial" desde su primera cinta LILLY LA TIGRESA (1966) hasta LA ÚLTIMA NOCHE DE BORIS GRUSHENKO (1975), puliendo y destilando entre ellas su sentido del humor inconfundible dentro del discurso narrativo fílmico al tiempo que descubre y aplica dichos recursos cinematográficos, pero experimentando también con pequeñas subversiones estilísticas (toda vez que continuos homenajes cinéfilos) que culminarían con el salto cualitativo de ANNIE HALL (1977), película que inaugura a lo grande su segunda época - la "genial" para el que suscribe - que se extendería hasta MISTERIOSO ASESINATO EN MANHATTAN (1993). A partir de entonces un claro declive y cierta autocomplacencia se adueñaría de la cinematografía - post "genial" - de Allen, empeñado en mantener su nivel de aportación anual a costa de una más que evidente irregularidad salpicada eso sí de algunos títulos notables. No obstante entre 1977 y 1993 lo mínimo que ofrecía era poco menos que escandalosamente bueno, sorprendente, rico, complejo y desafiante, contando sus aportaciones cómicas entre lo más florido y desternillante del humor del siglo XX.

ANNIE HALL es un derroche continuo e imparable de situaciones memorables y diálogos chispeantes. Escenas como la espera en la cola del cine, la cocina de langostas o la visita familiar permanecen como imborrables en la retina del espectador; situaciones geniales donde Allen rompe las reglas expositivas del lenguaje cinematográfico, subvirtiendo su narrativa o forzando la interacción emocional en flashbacks desopilantes. Incluso se atreve a sexualizar conceptos de películas Disney o cruzar la barrera de la ilusión generada por la pantalla dirigiéndose directamente al espectador para compartir con nosotros (o con cualquier transeúnte anónimo de la calle o lugar en el que se encuentre) sus inquietudes e inseguridades. A fin de cuentas con esta memorable película se inaugura el gran catálogo de obsesiones personales del autor (dando por elaboradísimos ensayos los títulos previos en los que trataba alegremente el sexo - TODO LO QUE VD SIEMPRE QUISO SABER SOBRE EL SEXO - o la muerte - BORIS GRUSEHNKO) abordadas con una mano ya maestra en el arte de narrar y conectar emocional e intelectualmente con un público tan aturdido por la explosión de talento como rendido a los piés de un artista multidisciplinar y único.

Nunca antes se habían integrado tantos temas cardinales sobre la existencia y las relaciones humanas con semejante fuerza conceptual, frescura, desparpajo y sentido del humor, haciendo un uso del mismo (las réplicas, chistes y puntillas que Allen llega a desembuchar por minuto resultan por momentos inabarcables) avasallador e imponente, sin dejar de lado el intimismo y la delicadeza más desarmantes. Un par de años más tarde el realizador alcanzaría el paroxismo estilístico con otra de sus grandes obras magnas; MANHATTAN, pero con ANNIE ya ha alcanzado la cima de su creatividad dialoguista, creando un burbujeante crisol de irreverente potencia emocional, de inagotables recursos narrativos y sobre todo un bálsamo de noventa minutos para el alma al que poder recurrir siempre que lo necesitemos. ANNIE HALL no solo es una de las mejores comedias de la historia del cine (quizás la mejor), es además una obra maestra cinematográfica y un desenfadado manual existencial sobre la vida y las personas que aguanta impertérrito el paso del tiempo. Absolutamente imprescindible su visionado periódico.

4 comentarios:

  1. Una de las mejores sin duda. Sigo sintiendo debilidad por MISTERIOSO ASESINATO, pero el trío de ases de Allen creo que lo forma ANNIE HALL, MANHATTAN y HANNAH Y SUS HERMANAS.

    Pero lo bueno del realizador es que cada uno puede elegir su obra maestra favorita entre un buen puñado de títulos distintos.

    Saludos en paralelo again.

    ResponderEliminar
  2. ME QUEDO CON ANNIE HALL,MISTERIOSO ASESINATO, LA MALDICION DEL ESCORPION DE JADE,BANANAS Y WHATS UP TIGER LILY...?

    ResponderEliminar
  3. Como decía es posible poder escoger entre tantos títulos y calidad. LA MALDICIÓN DEL ESCORPIOÓN DE JADE es de esos títulos destacados de su última época precisamente. Me pareció muy divertida y con buenas dosis de ironía y mala uva.

    Saludos en paralelo.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...