jueves, 10 de septiembre de 2015

Tv: Un verano en Serie

Si la procastinación de mis vacaciones me ha traído algo provechoso en el ámbito catódico, ha sido la fagocitación de un buen puñado de series que tenía pendientes de visionado. Algunas han sido agradables sorpresas y otras no tanto. Por aquello de sintetizar les dedicaré someros comentarios a cada una y me guardo alguna que me ha parecido más interesante para su reseña aislada como la segunda vuelta de la esperada TRUE DETECTIVE.

UN VERANO EN SERIE

BANSHEE TEMPORADA 1 de Alan Ball: ***
Recomendada por activa y por pasiva por unos y otros como puro entretenimiento para adultos, BANSHEE es exactamente lo que promete y lo que los que la recomiendan se encargar de describir con atino: hostias como panes, culos y tetas. En efecto, un entretenimiento de primera que bebe de las fuentes de JUSTIFIED pero sin complejidades innecesarias ni demasiada profundidad psicológica. Para que dialogar si se pueden atizar en cada capítulo de lo lindo. Además que sean 10 capítulos compactos y breves que no pierden el tiempo en sutilezas ayuda a que su digestión sea coser y cantar.

DAMAGES TEMPORADA 1 de Glenn Kessler: ***1/2
Sin ser admirador del subgénero audiovisual jurídico, la recomendación acumulada de esta serie me venía pesando desde hace tiempo y su visionado consigue alcanzar las expectativas de calidad que tenía puestas en ella tanto por su excelente y bien estructurado guión como por su trabajo actoral. Glenn Close domina todo el show, pero Rose Byrne apunta maneras y la ristra de secundarios de peso ofrecen un valor añadido muy de agradecer con Zeljko Ivanek y Ted Danson destacados. Una serie sobre la abogacía de élite en Nueva York en la que no se ve un solo plano de un juicio tiene mérito.

EXTANT TEMPORADA 1 de Mickey Fisher: **3/4
Una serie más de carácter futurista producida por Steven Spielberg (tras las medianías aburridas de TERRA NOVA y FALLING SKIES) que consigue superar previos productos catódicos propios por un mejor equilibrio en el desarrollo de una idea familiar con THE ASTRONAUT WIFE en la memoria. Halle Berry sostiene el show con aplomo, que se alimenta de una dosificación de los misterios y cliffhangers cortesía de Carlton Cuse. Pese a sus limitacione el interés se mantiene y sale Pierce Gagnon, el niño de LOOPER que sigue apuntando buenas maneras.

THE FLASH TEMPORADA 1 de Geoff Johns: ***1/4
Ni los interminables devaneos pseudo adolescentes de SMALLVILLE ni el estirado tostón prodecimental de ARROW llegaron a convencerme como aficionado al universo de los cómics DC, por lo que sus nuevas propuestas para GOTHAM (ya hablaré de ella más adelante) y THE FLASH no parecían prometer nada bueno. Pero los responsables de adaptar al corredor rojo han dado con la clave del personaje, haciendo de la ligereza deslizada hacia la épica con el paso de los episodios todo un acierto. Además un montón de guiños a los cómics, a la cultura popular y humor a raudales para agilizar, logran el éxito.

THE STRAIN TEMPORADA 1 de G. Del Toro: **1/2
Cualquier producto encauzado dentro del género vampírico que no caiga en el culebrón adolescente me suele resultar atractivo en casi todas sus manifestaciones, por lo que THE STRAIN parecía una parada obligatoria. No acaba siéndolo pese a su buen planteamiento y dosificación del tiempo narrativo, que aun manteniendo la coherencia interna, deja de enganchar cuando los flashbacks comienzan a ser más interesantes que la trama central, hilvanada con alfileres en su recta final. Además, la visualización del Amo -algo irrisoria- y su torpe clímax empeoran el cómputo global.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...