miércoles, 9 de noviembre de 2016

Cine: Septiembre-Octubre 2016

Han sido pocas las películas destacadas vistas en los últimos dos meses, más que nada por afluencia de series más interesantes como THE KNICK, THE LEFTOVERS o BRAQUO, pero aun así siempre hay títulos a rescatar.

PELÍCULAS DESTACADAS VISTAS DURANTE SEPTIEMBRE-OCTUBRE 2016


DOCTOR EXTRAÑO: ***
La construcción por etapas del universo Marvel en cine avanza con la milimétrica precisión de una operación financiera. Sin cabos sueltos. De este modo se puede permitir que los capítulos iniciales se despendolen un poquito más de lo normal cuando las sagas centrales ya están asentadas ("Ultron", "Civil War"). Es por ello que DOCTOR EXTRAÑO suponga en manos de Scott Derrickson un film de "origen de personaje" tan esquemático como bien resuelto, pero además envuelto en las posibilidades visuales de la magia y la manipulación de la realidad. Muy entretenida.

EL HOGAR DE MRS. PEREGRINE PARA NIÑOS PECULIARES: **1/2
El cine de Tim Burton, cada vez más diludio y superficial ha alcanzado hace tiempo masa crítica. Desdibujado tras agotar el ideario personal y estético que lo definía, sus aportaciones de la última década apenas suponen en el mejor de los casos un soplo autoral entretenido. Sin más. MRS. PEREGRINE reincide en esta línea ligeramente impersonal de convincente acabado formal, que sirve para pasar el rato con un par de buenas secuencias, pero que ni convence ni aporta nada al universo de su autor.

KIKI, EL AMOR SE HACE: ***1/4
El cine español ha venido saturando el cupo de sus dos vertientes de mayor aceptación popular, "sexo raro" y "guerra civil", desde hace décadas. Hace unos años que se han ampliado -por suerte y necesidad- estas barreras, entregando productos fantásticos o de suspense tan dignos como el mejor americano. Pero en el grupo de "sexo raro" (véanse Almodóvar al completo o buena parte de Medem) de vez en cuando destaca un título bien hecho y divertido que propone ideas refrescantes como KIKI, de un talentoso, en todos los aspectos, Paco León.

MS1: **
El carisma de Guy Pearce y el desparpajo en la dirección bajo los auspicios de Luc Besson (los aires locos de EL QUINTO ELEMENTO aparecen entre los costurones de la cinta) hacen que este refrito de acción y ciencia-ficción (una mezcla de RESCATE EN L.A. de John Carpenter y FORTALEZA INFERNAL 2 de Geoff Murphy; imaginen lo que puede salir de la suma de dos secuelas) resulte tan estrambótico como divertido. Eso y que dura hora y media clavada, con chistes y réplicas a lo JUNGLA DE CRISTAL y que no se toma en serio a si misma en ningún momento.

LA SEÑAL: **3/4
La ciencia ficción de producción modesta pero solvente, ha vivido en los últimos años una vigorizante puesta a punto con títulos como PRIMER, CHRONICLE o CUBE. La cinta de William Eubank propone un punto de partida a caballo entre el drama romántico y el suspense, que se desliza hacia lo fantástico de modo interesante y plausible. Le falta guión, puesto que se nota que la propuesta queda algo estirada tras su segundo acto, pero la puesta en escena y el giro final compensan la falta de concreción que la hagan despuntar. Interesante.

TRES BODAS DE MÁS: ***1/4
La nueva comedia española, más joven, lanzada y brillante en su renovada generación de guionistas, cuenta además con una camada de actores realmente capaces, como la protagonista Inma Cuesta, que demuestra ser tan sólida en la comedia como lo es en el drama (LA NOVIA). Ella lleva el peso entero de la cinta y lo hace con mano diestra, entregando secuencias desternillantes. La ristra de secundarios acertados (destacan Paco León y un desternillante Berto Romero), buena dirección de Javier Ruiz Caldera y su duración ajustada hacen el resto.

UN MONSTRUO VIENE A VERME: **1/2
J.A. Bayona no me convence. Ninguna de sus propuestas lo ha hecho hasta ahora y UN MONSTRUO no ha sido diferente. EL ORFANATO era un torpe intento de emular a Amenabar y LO IMPOSIBLE la confirmación de que la sensiblería es la meta de su cine. El exceso de pornografía emocional rompe cualquier vínculo cómplice con sus personajes, seres monotemáticos y unidimensionales propulsados por la necesidad visceral de arrancar lágrimas a golpe de cliché al deseoso y masoca espectador de sus platos precocinados. Sigourney Weaver, factura técnica y música de Fernando Velázquez brillantes, eso sí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...