miércoles, 12 de octubre de 2016

Tv: Mr. Robot Temporada 1

La nueva ficción televisiva tiene la facilidad de conectar con temas de actualidad y poder desarrrollar al tiempo personajes atractivos sin que su unidad como relato vea disminuida su capacidad dramática.

MR. ROBOT TEMPORADA 1 de Sam Esmail: ***1/2

Uno de los elementos más interesantes (y colaterales) de EL CABALLERO OSCURO: LA LEYENDA RENACE era su acercamiento al fenómeno de los "indignados" de Wall Street con motivo de la crisis global de 2008 arrancando en el seno de la banca protegida por el estado, que dejó caer instituciones privadas pero rescató a las subsidiarias públicas (Fannie Mae y Freddie Mac). Esta inmunidad de algunas altas esferas corporativas en connivencia con el poder estatal planteaba en el devenir del tercer capítulo de Nolan apuntes interesantes sobre la brecha de desigualdad social -y moral- entre los ricos (desconectados de la realidad de la mayoría de habitantes del planeta) y el resto de personas. Ahora MR. ROBOT profundiza en este jugoso caldo de cultivo, focalizando de forma algo simplista en una mega corporación llamada inequívocamente EVIL CORP todos los males del capitalismo salvaje y el neoliberalismo rampante. Aceptamos barco. La serie funciona mejor cuanto mejor definidos están los objetivos de su protagonista, y la deshumanizada estructura del conglomerado (enormes edificios lujosos y asépticos, trajes caros e impersonales) contrasta con la caótica, cutre o modesta visualización de los seres de la calle que se mueven bajo sus hilos o intentan derrocarlo (apartamentos reducidos en zonas baratas, viajes en metro constantes, una capucha de sudadera para definir con un solo rasgo el aislamiento y la personalidad del personaje central). La cosa funciona.

Remi Malik se lleva la palma del show, con una caracterización acertada y contenida que bordea la exasperación, interpretando a un genio de la informática y hacker de vidas ajenas con fobia social e incapaz de conectar con la superficialidad del mundo moderno, al que es capaz de acceder a través de todos sus resquicios digitales. La evolución de su personalidad y relación con el enigmático personaje Mr. Robot (Christian Slater) devienen en lo mejor de esta primera temporada. Al menos hasta que se alcanza el capítulo octavo y el giro/sorpresa que se ha ido acumulando desde el principio estalla, haciendo que Chuck Palahniuk tenga un escalofrío que bordee la demanda legal. Sin embargo, a estas alturas de la serie el personaje más inicialmente insustancial ha abierto brecha en EVIL CORP por méritos propios y su nueva subtrama (que nos permite ver como opera y luce el conglomerado mayor del mundo desde dentro, con el gran Michael Christopher repitiendo su rol de RUBICON) desvía la atención con inteligencia.

Pese a esta bifurcación, el discurso final de Slater y el éxito de la misión del equipo de hackers, hacen que la primera temporada de MR. ROBOT pueda verse con gran placer y de forma bastante autoconclusiva, aunque por supuesto haya segunda ronda y confirmada una tercera. Veremos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...