miércoles, 21 de septiembre de 2016

Cine: Julio-Agosto 2016

Aunque ya haya pasado su "momento oficial", no quiero dejar pasar la sección de cine. El acumulado de los meses de Julio y Agosto trae consigo un par de títulos de lo más jugosos.

PELÍCULAS DESTACADAS VISTAS DURANTE JULIO-AGOSTO 2016


BATMAN V SUPERMAN: **
Fue el éxito estético impostado de 300 el culpable de que tengamos que soportar a Zack Snyder como el gurú de las adaptaciones de DC para la gran pantalla. Si allí la narración funcionaba por una hiperbólica imaginería visual vertida en un relato de acción -pese a desvirtuar el sentido dramático original de Frank Miller-, tanto WATCHMEN como MAN OF STEEL y ahora BATMAN v SUPERMAN, directamente ven traicionados sus principios básicos en aras del estruendo digital hiper violento con el que el director suple su falta de entendimiento de personajes y tramas.
LA BROMA ASESINA: **1/2
Otro relato que acusa falta de ambición al trasladar el sentido primigenio de su original, es la versión animada de LA BROMA ASESINA de Alan Moore y Brian Bolland. Se le pueden conceder varios puntos a favor, como la muy fiel visualización de todos los flashbacks, así como el lograr integrar el icónico enfrentamiento dentro de los parámetros más ligeros de la animación DC, así como en la continuidad posterior del universo Batman. Pero se queda lejos de perturbarnos como lo hace la obra original con su simetría visual, dobles lecturas y reflexión nihilista de la locura.
EL EJÉRCITO DE LAS TINIEBLAS: ***3/4
Título mítico para toda una generación de aficionados al cine y al entretenimiento, la tercera parte de POSESIÓN INFERNAL supone el epítome de la diversión terrorífica. El carismático protagonista, Ash, es enviado al medioevo para seguir enfrentándose a los demonios y al Necronomicon. Acción, aventuras, comedia, gore, slapstick y unas gotas de romance. El ejército de un solo hombre, Bruce Campbell, adquiere el status de leyenda dentro de la saga gracias a su memorable caracterización y Sam Raimi nos hace disfrutar cada minuto de su rocambolesca propuesta.
ENTRE COPAS: ****1/2
La que probablemente sea la mejor película de Alexander Payne, ENTRE COPAS, propone un delicioso viaje de amistad, romance, auto-engaño, desengaño, dolor y vino. De la mano de unos actores en estado de gracia, destacando a un inconmensurable Paul Giamatti,la cinta deviene en una ácida y melancólica reflexión sobre la madurez, la crisis de los 40 y el estilo de vida americano en la costa oeste. Música soberbia de Rolfe Kent, guión brillante, puesta en escena perfecta y secuencias cómicas memorables hacen del conjunto una maravilla absoluta.
F/X EFECTOS MORTALES: ***
Las grandes diferencias entre un thriller convencional de los ochenta y uno actual se miden en la palpable sensación de fisicidad y ausencia de impostura incluso con sus propios defectos. Robert Mandell, director de escaso calado, consigue imprimir interés y efectividad en un relato apenas sustentado en un macguffin de medio párrafo, gracias a su pareja protagonista, Bryan Brown y Brian Dennehy, brillantes en paralelo, así como por su sobria puesta en escena y notable banda sonora de Bill Conti. Manhattan, como telón de fondo inmejorable, hace el resto.
LA JUVENTUD: ****
Nueva reflexión de Paolo Sorrentino sobre el paso del tiempo y la contemplación de la belleza, que se salda como un éxito pleno si los ojos son benevolentes. Es mi caso. El cine del italiano puede parecer afectado y contemplativo, pero supura la verdad de las esencias que encapsula con inusual atino. Eso y que tiene a dos gigantes de la interpretación como son Michael Caine y Harvey Keitel (bien secundados por Paul Dano, Jane Fonda y Rachel Weisz), cuyas escenas juntos sirven por si solas para justificar el relato. Fotografía y banda sonora exquisitas para redondear.
EL QUINTO ELEMENTO: ***1/2
Una de las películas más fascinantes de la ciencia-ficción contemporánea, en la que Moebius se materializa en un delirante derroche de imaginación, la comedia se dispara hasta límites que bordean el ridículo y la acción es un vehículo para que los personajes vayan saltando de secuencia en secuencia, sin frenos ni explicación demasiado sesuda al respecto. El guión puede tener sus puntos débiles, pero la puesta en escena resulta tan vertiginosa y arrojadiza, que la diversión y el entretenimiento eclipsan todo lo demás.
STEVE JOBS: ***
Si el guión es de Aaron Sorkin y la dirección de Danny Boyle, la película resultante merece como mínimo un visionado. Lo cierto es que tampoco da para mucho más, pero contiene suficiente calidad como para que destaque muy por encima del biopic medio y de su hermana pequeña ("Jobs") previa. El trabajo de Michael Fassbender es sólido y comprometido, los diálogos son afilados y las réplicas certeras -sin duda la firma de Sorkin está subrayada en todo el libreto-, pero pese a una realización meritoria y su interesante estructura, no consigue ser memorable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...