martes, 12 de abril de 2016

Tv: Wayward Pines Temporada 1

Hoy comentario/reseña/crítica de la primera temporada de WAYWARD PINES, un entretenimiento que pese a basarse una serie de novelas, entronca en su adaptación con alguna de las obsesiones habituales del nombre estrella del show tras la cámara.

WAYWARD PINES TEMPORADA 1
de Blake Crouch, Chad Hodge y M. Night Shyamalan: ***

La aparición -y promoción- destacada del nombre M. Night Shyamalan ahora caído en desgracia por unas pobres y poco lúcidas últimas aportaciones a la pantalla grande ("The Last Airbender", "After Earth" y en menor medida "The Visit") dentro de esta primera temporada de WAYWARD PINES hacía del suspense, el fantástico y el drama expuesto en ella un hilo conductor reconocible. El piloto comienza con un regusto inicial a lo TWIN PEAKS en su ambientación que se difumina demasiado pronto, dando paso a varias de las constantes del realizador: una comunidad aislada con secretos, diseminación de misterios inexplicables, reglas de convivencia instauradas con el miedo y algún detalle más que recuerda enormemente a THE VILLAGE. De los diez episodios, hasta su ecuador todo parece dirigirse hacia un carrusel de acumulación en la suspensión de incredulidad, pero en un hábil giro el capítulo quinto ofrece una explicación contundente a todo lo expuesto y la dirección cambia hacia el incremento del drama global y la acción con buenos momentos de tensión pero escasa entidad en lo relativo a las subtramas de los personajes, predecibles y con poco gancho a la hora de conectar con el espectador. De esta manera el pirotécnico clímax supone un ejercicio algo fútil apuntillado por un guiño final que bien podría servir de irónica y macabra vuelta de tuerca a todo lo expuesto. Sin embargo la serie ha conseguido renovar para segunda vuelta de modo algo innecesario si atendemos a su evolución y conclusión.

El trabajo de los actores es tanto motivo de éxito como de decepción. La participación de nombres populares tanto en papeles protagonistas como secundarios aumenta las expectativas, pero mientras los primeros apenas destacan cumpliendo con sus roles standard como el hierático Matt Dillon (jamás he entendido la popularidad de este mediocre actor), la constantemente afligida Shannyn Shossamon o una más convincente Carla Gugino, los secundarios alimentan el interés hasta hacer suyo cada minuto que roban a los principales, empezando por la enorme Melissa Leo, seguida de un gran Toby Jones o las agradecidas intervenciones de Terrence Howard, Juliette Lewis o Hope Davis. La realización resulta convincente pero sin ambición y la mano de Shyamalan apenas se deja ver en el capítulo que dirige, siendo el conjunto de la primera temporada de WAYWARD PINES un trabajo entretenido que va de más a menos, pero que en su asequible y entretenido consumo logra su objetivo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...