martes, 25 de junio de 2013

Cómic: The Ultimates Volumen 3

El segundo ciclo dentro de la saga ULTIMATES que se inicia en este tercer tomo del coleccionable de Panini supone un paso adelante en las ambiciones y logros de la saga respecto a su bloque anterior. 

THE ULTIMATES VOLUMEN 3, DIOSES Y MONSTRUOS
de Mark Millar, Bryan Hitch y Steve Dillon: ***1/4

Como si de una segunda parte cinematográfica se tratase, sus responsables aumentan las dosis de acción y espectáculo que no solo alcanzan al scope de argumental, sino también a las modestas pretensiones políticas y éticas que subyacían en volúmenes anteriores. De este modo Millar desliza interesantes connotaciones dentro del arco argumental en curso no solo en el aspecto del marco histórico internacional actual, sino que reflexiona -en su justo medida atendiento al lugar donde nos encontramos: cómic mainstream- sobre conceptos religiosos, que mezcla con habilidad con la idea de una posible esquizofrenia de Thor, otorgándole nuevas lecturas y posibilidades a este personaje realmente estimulantes. Asímismo el guionista va dosificando la cantidad de misterios y nuevas subtramas en su camino hacia un explosivo final, ofreciendo al lector tanto clichés genéricos (un supuestamente inesperado traidor dentro del grupo que no será desvelado hasta el momento justo) que funcionan como anclaje a los parámetros del género, como más remarcables observaciones sobre la dinámica americana para con el mantenimiento de la paz y su sistema de vida de puertas afuera, actuando como la policía del mundo. Analizado esto con el peculiar punto de vista desde dentro de un foráneo escocés de adopción mercantil como es Millar.

Apuntes positivos unos y otros son los que otorgan cierta relevancia al conjunto y lo elevan por encima de su expansiva y llamativa, pero ciertamente plana, etapa anterior. Por su parte Bryan Hitch vuelve a cumplir con un adecuado trabajo a los lápices al que quizás en ciertos apuntes faciales se le noten las prisas. Recordemos que THE ULTIMATES se convirtió en un hit de ventas muy rápido y la presión por las entregas en este segundo ciclo, es lógico suponer, debió ser considerable pese a que el equipo artístico luchó por su posición creativa con considerable éxito y disponibilidad temporal para la misma, ergo no es descabellado pensar que el dibujante tuviese que aligerar trabajo en ayudantes o sencillamente abocetar y dar por válidas ciertas secciones del mismo aun no alcanzando la brillantez de otras. En cualquier caso el apartado artístico luce considerablemente coherente y solo se nota de verdad el salto en calidad cuando se produce la lectura de la entrega anual también incluida en este tomo, en la que el funcional y algo soso Steve Dillon se encarga de los lápices, dejando todo el peso del relato a la imaginación del guionista proponiendo un par de sub-tramas que tampoco dan mucho más de sí acerca de las tropas de reserva para el equipo titular y los planes de Nick Furia acerca del control de su enorme empresa.

Con todo, la prometedora trama que Millar va enrevesando así como los cabos que va atanto (el juicio a Hulk/Banner por el desastre de Nueva York), ofrecen al lector más y mejor del renovado super equipo, dando por resultado una continuación estupenda del material conocido. Panini mantiene el asequible precio y la tapa dura de su coleccionable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...