miércoles, 31 de agosto de 2016

Tv: Lucifer Temporada 1

Pese a las reticencias iniciales y al doblaje en castellano, al final mi debilidad por este personaje nacido de la mano de Neil Gaiman en SANDMAN, ha terminado por empujarme al consumo de este mediocre pero entretenido producto.

LUCIFER TEMPORADA 1 de Tom Kapinos: **1/4

Como si de una continuación policíaca procedimental y sobrenatural de CALIFORNICATION se tratase, la primera temporada de LUCIFER propone un panorama de lo más sobado: personaje carismático masculino ayuda a policía femenina atractiva a resolver casos. El tufo a CASTLE, MENTALISTA, ELEMENTARY y demás ristra de títulos clónicos policíacos hace que la impresión general sea la de rechazo. Pero el origen del personaje en las viñetas de SANDMAN de Neil Gaiman, y su magnífica serie propia expandida de la mano de Mike Carey hacían de la serie una posible excepción. Al final de la primera temporada descubriremos que en realidad los guionistas no solo han desaprovechado el ingente e interesantísimo material de las viñetas, sino que nos han engañado a los que esperábamos verlo aparecer en algún momento con un par de guiños, pero poca imaginación. Y sin embargo hemos llegado al final. ¿Como es posible? Por el mismo motivo que vimos CALIFORNICATION incluso cuando se volvió rematadamente reiterativa, o por el que no cambiamos de canal cuando emiten algún capítulo de CASTLE: el carisma de su personaje central (bastante bien Tom Ellis) y el humor ácido aunque no excesivamente hiriente, hacen de la mezcla un producto de fácil consumo. Comida rápida televisiva. Se deja ver y poco más. Eso sí, han confirmado segunda temporada.

martes, 23 de agosto de 2016

Tv: Stranger Things Temporada 1

La serie que ha encandilado a una legión de nostálgicos consumidores de productos audiovisuales ochenteros y que ha dejado tibiamente indiferente a una minoría de escépticos de la memorabilia se merece un comentario crítico justificado.

STRANGER THINGS TEMPORADA 1 de The Duff Brothers: **3/4

La lente deformante de la memoria nostálgica hace que no solo veamos el pasado con más cariño y aprecio del que posiblemente se merece, sino que prime en nuestro ojo crítico -tamizado por el recuerdo de épocas pasadas más felices e inocentes- los valores relativos a la propia asociación emocional que a la comparativa artística. De este modo la primera temporada de STRANGER THINGS supone el ejemplo televisivo del cajón desastre ochentero hecho con mímesis y adoración por las fuentes originales, a saber: Steven Spielberg, John Carpenter, Stephen King, LOS GOONIES, EXPLORADORES, etc... Pero a costa de periclitar la esencias se pierde algo del sentido original de las mismas y la copia impoluta no deja entrever costura alguna en su envoltorio, lo que supone una amarga lectura entre líneas para los que quieran alcanzarla: en el fondo STRANGER THINGS no es más que una copia de un montón de clichés que nos gustan porque los vimos en el momento adecuado con los ojos adecuados. Resulta casi igual de entretenida, divertida y emocionante que sus originales, pero el casi es un abismo de autenticidad del que ya adolecía SUPER 8 de J.J. Abrams, maestro de ceremonias en el uso de la memorabilia como sustento de todo su ideario. Es como comprar una réplica de algo que no puedes tener original, en tu interior sabes que no es auténtico.

Dicho esto, la producción tiene un impecable acabado y hay evidentes elementos de calidad; dirección ágil, actores jóvenes consistentes y veteranos en su sitio (Wynona Rider está algo sobreactuada, pero David Harbour lo borda), banda sonora cómplice. Su visionado es ameno, con golpes humorísticos acertados, buena dosificación del misterio y por supuesto final abierto. Todo en ella funciona, pero no llega a convencer ni a ser algo más que un producto demasiado ensamblado con el homenaje como objetivo principal, en lugar de intentar buscar su propia voz por minúsculo que sea el apartado deseado para ella. Y es por esto, por no lograr superar el hecho de ser un fotocopia sin entidad, que mi apreciación sea tan poco entusiasta.

jueves, 18 de agosto de 2016

Ha fallecido Víctor Mora, autor de El Capitán Trueno

Siempre resulta duro encontrarse noticias como esta. Pero el paso de la vida resulta inexorable para todos, incluidas las leyendas como Víctor Mora, padre de uno de los iconos en viñetas del Noveno Arte español, El Capitán Trueno.

HA FALLECIDO VÍCTOR MORA, AUTOR DE EL CAPITÁN TRUENO


Víctor Mora nació en Barcelona en 1931. Trabajó en Bruguera y en 1956 creó junto al dibujante Ambrós (Miguel Ambrosio) la respuesta española a EL PRÍNCIPE VALIENTE con una frase memorable que inmortalizó para goce de sus lectores desde su primera aparición: "¡A sangre y fuego!". El Capitán Trueno, acompañado de sus inseparables Goliath y Crispín, con su amor incondicional por Sigrid, vendió millones de cuadernillos y llegó a tener una tirada de 350.000 ejemplares semanales. Ahí es nada. Mora se mantuvo al frente del personaje pese a la censura franquista hasta 1968, haciendo de la aventura, la épica, el honor, la comedia, el amor y el orgullo patrio todo un catálogo para el recuerdo.

Después creó otras series memorables como El Jabato o El Corsario de Hierro, además de escribir novelas de ciencia ficción o drama costumbrista, como "Supernova" o "Los plátanos de Barcelona", pero su lugar en historia del arte español lo ocupará por ser el padre de El Capitán Trueno. Víctor Mora falleció el miércoles 17 de Agosto de 2016 a los 85 años. Descanse en paz.

miércoles, 3 de agosto de 2016

Si yo fuera rico: cómics de Agosto 2016

Por aquello de ahorrar algo para unas supuestas vacaciones en Septiembre y por la certeza de que hay pocos títulos -para alivio temporal de nuestro bolsillo- para recomendar durante el mes vacacional por antonomasia, los títulos se reducen a una pequeña muestra aun así interesante.

SI YO FUERA RICO: CÓMICS DE AGOSTO 2016

ANIMAL MAN VOLUMEN 3: DEUS EX MACHINA
de Grant Morrison y Chaz Truog (ECC)
La saga que logro redefinir más allá de lo imaginable a un actor secundario del Universo DC venía firmada por el escocés metalingüístico incombustible Grant Morrison. Y pese a que el dibujo no resiste crítica medianamente argumentada, su narrativa se sostiene gracias a una puesta en escena conducida por el guionista con maestría. Y para culminar en este tercer y último tomo, se alcanza una pirueta existencial -que luego llevaría más lejos aún en FLEX MENTALLO- que removería los cimientos de la industria en su momento.
LA CARTA 44 VOLUMEN 3: MATERIA OSCURA
de C. Soule y A. Jimenez Alburquerque (Norma)
La misteriosa aventura espacial continúa complicándose. El tomo inicial basculaba bien en su mezcla de política ficción con la supervivencia en el espacio de un equipo con sus propios conflictos personales en juego en pos de nuevos conocimientos de vida extraterrestre. El tomo segundo aportaba algunos giros de guión y sorpresas interesantes que es de suponer tengan continuación y/o explicación en este tercer volumen. El dibujo, consistente y adecuado, acompaña de forma dinámica con su puesta en escena este entretenido relato.
CHEW VOLUMEN 11: ÚLTIMAS CENAS
de John Layman y Rob Guillory (Planeta)
Las aventuras de nuestro cibópata favorito Tony Chu, están a punto de terminar (tras incluso haberlas alargado por petición popular su guionista, que ya tenía la historia cerrada con diez números menos) y eso se merece atención. Lo malo es que esta historia rocambolesca y original de misterio, comedia, ciencia-ficción y acción se acaban con el siguiente tomo. Lo bueno que es si la conclusión está a la altura del resto, tendremos fuegos artificiales de primera calidad. Y hay serie televisiva en el horizonte.

DAREDEVIL VOLUMEN 5: LUGARTENIENTE
de Brian Michael Bendis y Alex Maleev (Panini)
La colección Marvel Saga está recuperando tanto arcos argumentales notables, como algunos desconocidos más que interesantes. Si el personaje en cuestión es de nuestro agrado (en mi caso lo es), el nuevo ciclo incluido en este quinto tomo propone el arranque de una dupla que marcó el devenir del diablo de Hell´s Kitchen con bastante intensidad en su momento de edición, no tan lejano. Bendis y Maleev se entienden con la suficiente complicidad como para hacer de la propuesta un título bastante recomendable.

DESCENDER VOLUMEN 2
de Jeff Lemire y Dustin Nguyen (Astiberri)
Con bastante celeridad respecto a su ritmo de edición americano, la editorial Astiberri continúa editando de forma impecable (tapa dura, tamaño adecuado, buena traducción) esta magnífica serie de ciencia ficción, que mantiene y amplía sus posibilidades narrativas dentro de un mundo futuro donde la inteligencia artificial ha ido más allá de lo imaginable a la hora de proteger sus propios intereses como especie. El dibujo y el color resultan tan cuidados como el guión, magnífico por ahora. A no perderse fans del género.

THE PUNISHER VOLUMEN 1: NACIMIENTO
de Garth Ennis y Darrick Robertson (Panini)
Y de vez en cuando uno, que es amante de los cómics hasta la última fibra de su ser, tiene la oportunidad de saldar una deuda pendiente (de muchas) con un personaje completamente ajeno a sus gustos habituales. No soy fan de súper asesinos en viñetas. Ni macarras mutantes como Deadpool, ni de seres atormentados por su pasado como Punisher. Pero el tomo en cuestión ofrece una serie de ventajas (precio, arco introductorio, presentación...) que no pueden obviarse junto a las ganas de conocer al personaje.
SCALPED: LIBRO 2 
de Jason Aaron y R.M.Guerra (ECC)
La gran saga americana noir en viñetas del siglo XXI no versa sobre policías y ladrones, ni siquiera sobre detectives y femme fatales, y tampoco la guioniza Ed Brubaker, Brian Michael Bendis o David Lapham como cabría esperar. La gran saga se llama SCALPED y su escritor es Jason Aaron, espléndidamente secundado a los lápices por R.M. Guerra, aunque por una lamentable falta de tiempo acabe "ayudado" por Davide Furno, único eslabón débil de esta portentosa cadena de sangre, alcohol, balas, odio y remordimientos.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...