jueves, 31 de marzo de 2011

Cómic: Nick Furia Agente de S.H.I.E.L.D.

No soy ni he sido nunca marvelómano. Valgan estas palabras para sopesar mi supino desconocimiento del universo del que me atrevo a comentar con ligereza una obra en la que convergen nombres capitales de Marvel. Sean benévolos conmigo.

NICK FURIA de Lee, Kirby, Steranko y Buscema: ***1/2

Es imprundente lanzarse al vacío (sin profusos conocimientos al respecto se sobreentiende) del parloteo sin contexto y más todavía con tamaña reunión de monstruos del tebeo. Pero también, creo, es sano acercarse a los mitos de modo desprejuicidado y anónimo. Nadie, por otro lado, que lea cómics y que no se haya caído del planeta durante los últimos 50 años será desconocedor de nombres como Stan Lee, Jack Kirby o Jim Steranko. Y este último es precisamente el motivo de mi aproximación a esta obra. Un genio multidisciplinar (ilustración, música, ilusionismo, guión, dibujo...) que cambiaría el rumbo del medio en el mainstream americano de finales de los 60. Justo aquí es donde comienzan las peripecias del dinámico agente de SHIELD en el volumen comentado, con la recogida de testigo en una longeva serie ("Strange Tales") de la mano de Lee y Kirby, que pasa a dibujar sobre bocetos del último Steranko, para al poco arremeter con la tarea al completo, tanto ilustrar como idear sus historias.

El tono general de NICK FURIA (tanto de Lee como de Steranko) es el pulp desmadrado, espionaje espectacular sesentero tipo Bond (Connery aparecerá en una viñeta) de incansables aventuras, montaña rusa esperpéntica y continuo cliffhanger de infarto. El tono amable y naif recorre cada viñeta hasta la médula, pero es sorprendente que incluso con el paso del tiempo, las aventuras del incombustible Furia resulten tan divertidas, entretenidas y absorbentes. Sobre todo a partir del momento en el que Steranko toma las riendas de la saga, en el que la ruptura conceptual de la puesta en escena golpea al lector con una potencia alucinante. La fisicidad de sus coreografíadas peleas, las impresionantes "set-pieces" (de hasta 4 splash-pages unidas en un desplegable de lujo para la presente edición) así como la incontable cantidad de nuevos recursos narrativos que se proponen para sorprender continuamente al lector resultan apasionantes. Cierto es que las tramas son reiterativas y los personajes de una pieza, los malos exclaman su maldad a los cuatro vientos y sus ansias de dominación mundial son vitriólicas, así como los héroes se salvan siempre in extremis. Pero si uno se deja llevar, el entretenimiento es de primera.

Y por supuesto, el despliegue de Steranko es de quitarse el sombrero. Un tomo magnífico en tapa dura por Panini de su colección Marvel Essentials, con jugosos extras y comentarios, que actualmente y como regalo para los despistados como el que escribe, se salda en librerías especializadas a menos de la mitad de su precio de portada. A no perderse. 

lunes, 28 de marzo de 2011

Conciertos: Música de cine española

Anuncio del inminente concierto de música de cine con Pascual Osa dirigiendo la Orquesta Filarmonía. Este Jueves día 31 de Marzo en el Auditorio Nacional a las 19:30 horas.

El concierto incluirá obras de José Nieto, Alberto Iglesias, Ángel Illarramendi y Roque Baños entre otros, con representación de las bandas sonoras de películas tan destacadas como EL CABALLERO DON QUIJOTE, TIERRA, EL ORFANATO, 800 BALAS o LOS BORGIA. Los interesados en asistir solo tienen que acceder a la información disponible en en el siguiente enlace.

domingo, 27 de marzo de 2011

Cómic: Peter Milligan (IV)

La última lectura dedicada al guionista inglés pone de relieve, una vez más, las constantes de su imaginario personal; confusión de identidad, deidades que manejan los hilos del destino, incorrección política y diversión con chispazos de sorpresa.

EGIPTO con Glyn Dillon y Roberto Corona: **3/4

Miniserie de siete números en la que los viajes en el tiempo y las identidades se superponen, que sirve para que Milligan se despache a gusto dentro de la línea Vertigo (por eso lo de etiquetarlo como "cómic americano") con sus obsesiones recurrentes. La premisa es tan atractiva como sencilla, un viva la virgen con aires a John Constantine es sacrificado y enviado a la tierra de los faraones embutido en el cuerpo de otro hombre. Pero conservando ambas consciencias, más o menos. Seth, Isis, Osiris y demás deidades personificadas hacen tambalearse la incredulidad del protagonista, al tiempo que se ve inmerso en conspiraciones, vaivenes astrales, lucha de poderes y los brazos de varias mujeres. Con un puñado de giros simpáticos y ese humor negro y sarcástico inglés que tan bien casa con casi cualquier situación que roce lo imposible, se alcanza un climax de auténtica sorpresa, donde se reinterpeta todo lo visto y leído. Lo malo es que la lectura no ofrece demasiadas dobleces y una vez gastado su gran cartucho, el resto de la historia pocas segundas lecturas concede.

Un tebeo entretenido, bien tramado, aunque algo pobremente dibujado, pues ni Dillon ni Corona dejan de ser funcionales en ningún momento. Aun teniendo material para el lucimiento y el espectáculo, solo cumplen con la narrativa más básica haciendo cojear la expresividad de sus personajes, casi todos planos y limitados. Las mejores bazas del cómic remiten a las constantes de Milligan dentro de las tramas conspirativas con tintes fantásticos y/o sobrenaturales ya vistas en ENIGMA o THE MINX. El inglés habría sido un estupendo escritor para LOST, sin duda.

viernes, 25 de marzo de 2011

Cómic: Alec Volumen 2

Hoy reseña/crítica/comentario de ALEC 2, LA MUSA MUERTA. Resulta casi innecesario comentar lo obligado de la lectura del segundo tomo de las peripecias vitales de Alec MacGarry, ahora convertido ya por acto de madurez en Eddie Campbell. Sobre todo si la lectura de su primera parte ha resultado tan cautivadora como ha sido en mi caso. 

ALEC 2, LA MUSA MUERTA de Eddie Campbell: ****1/2

Si un aspecto destaca y deslumbra de esta obra faraónica que es ALEC por encima de sus innumerables logros, es su indiscutible homogeneidad, su impresionante coherencia interna a lo largo del tiempo. Durante más de veinte años el autor se define y exprime a sí mismo, a su entorno, su vida familiar, peripecias y amistades, viajes y descubrimientos con el mismo objetivo con el que abordó inicialmente su recorrido biográfico. Algunas soluciones gráficas de los libros incluidos en esta segunda recopilación, evidencian el grado que supone la experiencia, pero donde la frescura se sustituye por sabiduría, también cierto halo pesimista ensombrece la enérgica puesta en escena primigenia. De este modo asistimos a un catálogo evolutivo autoral sin precedentes, en el que el sentido último y el sentimiento que subyace en cada viñeta permanece indemne a cambios o vandazos del destino, pues en todo momento Campbell mantiene su promesa y lo hace sin dejar de ser honesto en ningún momento. La vida es cambio, pero el objetivo vital se mantiene.

En algún lugar se dice - con mucha gracia y acierto - que este volumen muestra a alguien que ha pasado de la cerveza al vino. Divertida síntesis de un sempiterno adorador (y creador) de Baco, cuyas aportaciones más sustanciosas para el aficionado sin duda surgen en "La musa muerta", libro que recorre el periplo laboral de Campbell en Australia, al tiempo que el mundo del tebeo a su alrededor se mueve con y sin el. Pero hay mucho más y variado en el resto de tomos, como "Litte Italy" que puede verse como un estudio antropológico cultural australiano salpicado de chispazos de humor made in Alec, así como reflexiones y miedos como los que afloran durante "La danza de la muerte vital". Aunque quizás el más importante sea "Después del Narigudo" por la incesante cantidad de ideas, guiños y acumulación de experiencias que nos propone. Sea como fuere el acercamiento temporal al presente que supone "Los años tienen pantalones" funciona como coda perfecta de reinvención y reinterpretación de todo lo visto, un lúcido análisis existencial y artístico que tendrá su epílogo en EL DESTINO DEL ARTISTA.

Al igual que COMO SER ARTISTA, este volumen se encarama a las cimas de la calidad narrativa comiquera contemporánea. Un tebeo que nadie debería pasar por alto. No dejen de leer la magnífica reseña de este trabajo realizada en Entrecomics.

miércoles, 23 de marzo de 2011

Cómic: Alec Volumen 1

Hoy reseña/crítica/comentario de ALEC 1, COMO SER ARTISTA. El mundo se mueve por sincronía. Justo acabo la lectura del segundo tomo de ALEC y se anuncia la edición de lo último de su autor. Ni que decir tiene que ya soy acérrimo del escocés hasta la muerte y que todo lo por el firmado pasará por estos lares.

ALEC 1, COMO SER ARTISTA de Eddie Campbell: ****1/2

Algo saturado del "slice of life" (o como de bajar a comprar el pan en bata se puede sacar una novela gráfica), voy afinando cada vez más las obras que caen en este saco, que son legión. Parece que la única forma actual de honestidad narrativa con aspiraciones autorales plasmada en cómic sea el tema biográfico o histórico. Y la verdad, a chascos ocasionales lleva. Pero ALEC tenía buena pinta y mejor prensa. Además soy de los que cayó rendido al dibujo de FROM HELL, por lo que era casi parada obligatoria. La premisa es de por si atractiva y ambiciosa; "seré artista y lo contaré desde el principio hasta que alcance la meta". Un reto al destino en el que el autor emplea más de 20 años de viñetas en blanco y negro protagonizadas por Alec MacGarry, el alter ego de Campbell. Con ese punto de partida asistiremos a la trayectoria vital de un autor dispuesto a no ceder ni un palmo ante su desafío.

Día a día, de modo honesto, cínico, entrañable, directo, inteligente, cómico, humano a fin de cuentas, se nos presentan en este primer volumen sus devenires juveniles con su mejor amigo, su primer gran amor, los colegas, las juergas nocturnas, sus primeros despuntes artísticos o ese mítico lugar de encuentro que todos los seguidores de Baco tenemos, un bar icónico; el "King Canute", que da título a uno de los mejores libros aquí recopilados, pues este primer volumen comentado reune cuatro de los tomos que Campbell iría completando a lo largo del tiempo con Alec de protagonista. El segundo, "Graffiti de cocina" será el preferido del propio autor y el cuarto "Como ser artista" consistirá en una restrospectiva en primera persona de la historia reciente del tebeo moderno en lengua inglesa. Un libro que justifica por sí solo la calidad extraordinaria de la obra, recorrido magistral de la evolución de un arte ya adulto en su momento de auge y reconocimiento internacional.

Pero si por algo me ha resultado ALEC absolutamente arrebatador, es por su capacidad de emocionar del modo más desarmante. No solo su narrativa es genial por su simplicidad, pues se atisba en cada viñeta esa fluidez invisible que hace que las páginas se devoren, sino que sus personajes (aun sabiendo que son personas que vivieron y viven, pero no por ello) son profundamente cercanos, son amigos como los tuyos, amores como los que tuviste, fiestas como las que disfrutaste o errores como los que cometiste. Campbell habla de (su) la vida, sus luces, sombras, miedos, sueños y anhelos. Y ocasionalmente por encima de todo lo demás, de la amistad, definiéndola con una de las frases más hermosas (de la que ya me he apropiado) que jamás haya leído: "Lo mejor de la vida es estar con los amigos". Solo por esto ALEC ya me tiene en el bolsillo y se ha convertido en uno de mis tebeos favoritos.

Una lectura indispensable para amantes del noveno arte y un libro totalmente recomendable para cualquier lector empedernido que quiera disfrutar de una creación absorvente, poliédrica, rica, compleja y a todos los niveles satisfactoria.

lunes, 21 de marzo de 2011

Viajes: Valencia en Fallas 2011

Si han pasado por aquí en la última semana habrán comprobado el silencio y vacío reinante. Era semana de Fallas y un viaje semi-no-planeado tomó las riendas de la dirección. Aunque en este blog domine la crítica y el reseñeo, esta experiencia vital me incita una divagación (en forma de lista no olvidemos donde estamos) en voz alta.

5 COSAS QUE TRAJE DE VALENCIA

1) "Lo mejor de la vida es estar con los amigos". (Eddie Campbell) La generosidad, amabilidad y compañía de los amigos hacen que el mundo merezca ser salvado de - o al menos que se retrase un poco - su destrucción.

2) PIEDRAS de Pascal Gaigne (****). Al fin! Último cd para completar la discografía de uno de mis músicos de cine favoritos. Tras años de búsquedas y desencuentros me esperaba en Valencia, tierra de horchata, donde si no? Una maravilla por cierto, uno de los mejores trabajos de su autor con un tema central bellísimo, una pequeña pieza de poesía que bien vale años de espera y anhelo.
 
3) Un momento de felicidad perfecto. Camino de una comida soberbia en plena calle propiciada por uno de los mejores bocadillos de la historia, el tema central de MEMORIAS DE AFRICA se apodera de una ciudad llena de color, calor y placidez.

4) ALEC de Eddie Campbell (****1/2). Una de las lecturas más variadas, divertidas, apasionantes, enriquecedoras y estimulantes que han caído en mis manos en forma de cómic. Ida y vuelta a la ciudad del petardeo acompañado de píldoras de genialidad envasadas en viñetas de blanco y negro. Uno de esos libros que no quieres que acaben nunca.

5) Los mejores momentos nunca se planean. Mojitos de camino a la cena vietnamita al mejor estilo de ENTRE COPAS, robar (bueno, intentarlo) un gato fallero, encontrar un tebeo raro, fuegos artificiales a la 1 de la madrugada, escuchar THE OMEN en La Jordana, ver a V bailar en la calle...

Si a esto se le añaden petardos, mascletás, fallas, ninots, discos, charla de caracter existencial frente a unas cervezas, valen-bisis y otras tantas cosas todas juntas y revueltas en menos de 48 horas no queda más que decir, como cantaba la honorable señora: "Gracias a la vida".

lunes, 14 de marzo de 2011

Concierto: Osvaldo Golijov

El pasado domingo 27 de Febrero, este escribiente asistió al concierto más impresionante que ha tenido el placer de disfrutar hasta la fecha. El primero de los tres eventos musicales del ciclo OCNE 2010-2011 dedicados al compositor argentino.

CARTA BLANCA A OSVALDO GOLIJOV: ****1/2

La fuerte personalidad de su música, llena de aristas y recovecos, plagada de bifurcaciones emocionales, compleja, desafiante, pero siempre plena de expresividad y emoción, convierte a Osvaldo Golijov en un músico a considerar entre lo más granado de su generación, uno de los compositores contemporáneos más importantes, y a buen seguro el más ecléctico. Por ello que las obras escogidas para su concierto sinfónico de apertura no pudieron ser más acertadas, con una selección de siete piezas pertenecientes a JUVENTUD SIN JUVENTUD (****) como aperitivo, su primer trabajo cinematográfico para Francis Ford Coppola. El carácter terriblemente nostálgico de la composición, sus aires de pérdida y pasión difuminada por el tiempo, así como la subliminalidad de su orquestación, que juega tanto con la querida mezcolanza étnica del músico como con la subyugante interpretación de sus solistas, sirvió de acicate para que Kayhan Kailor al violín persa, Thünde Balbastre al cimbalón y Michael Ward-Bergeman al hiper-acordeón, conjugaran sus fascinantes sonoridades melódicas con una soberbia electrónica integrada a la perfección dentro del discurso, consiguiendo junto a una estupenda Orquesta Nacional, a la que quizás le faltó algo de intensidad ocasional en la cuerda, retrotraer las sensaciones más sutiles y dúctiles de una historia de amor mucho más interesantemente ilustrada por el músico que por el realizador de la cinta que la sugiere.

De su ya famosa y reconocida LA PASIÓN SEGÚN SAN MARCOS (****1/2) se ofrecieron seis pasajes, posiblemente poco representativos de la extraordinaria variedad y colorido del conjunto, pero innegablemente acertados en cuanto a mostrar el arrojo de Golijov a la hora de enfrentarse a la reinvención del lenguaje musical dentro del ideario de la propuesta. De este modo el abordaje que se ejecuta sobre Bach resulta especialmente atractivo por todo lo que supone como ejercicio de mestizaje en cuya ejecución destacó el duelo de Biella Da Costa (cantante) y María Hinojosa (soprano), dentro de una obra coral ante todo cuyos tintes afrocubanos y portentosas secciones polirrítimicas quedaron relegadas frente las exhibiciones del magnífico Coro Nacional. Pero incluso un botón muestrario de tamaña partitura es capaz de dejar anonadado al melómano más exigente, como así ocurrió durante la ejecución de pasajes como "Demos gracias al señor" o el éxtasis final de "Agonía". Una creación abrumadora y revolucionaria, que demuestra que la multiculturalidad y su conjugación poliédrica son, en manos del argentino, herramientas para transformar y mezclar con inventiva y habilidad cualquier idea sonora.

Pero si de genio y asombro se trata, fue AZUL (*****) su concierto para violonchelo y orquesta, la composición cumbre del concierto y posiblemente la obra maestra de Golijov hasta la fecha. Inédita en España y aun por ver edición discográfica, esta pieza aúna retazos estructurales de chacona y passacaglia, convirtiéndose en un viaje iniciático para el impresionante chelo de Alisa Weilersten, pero siguiendo de cerca su sendero el hiper-acordeón del mencionado Ward-Bergeman, así como los destacados percusionistas Jamey Hadad y Cyro Baptista, cuyas etéreas invocaciones a lo largo de la obra ofrecían un abanico interminable de fascinantes propuestas sonoras y aditamentos que fluían orgánicamente en su diálogo con la voz principal y la orquesta. Viaje de ida y vuelta al cosmos, su inicio cuasi titubeante da paso al asentamiento de la voz del chelo sobre su propio recorrido, haciendo su camino al andar como decía el poeta y descubriendo al tiempo que transformando los lugares más maravillosos a los que es capaz de llevar la escritura melódica y polifónica un Golijov expandido y ambicioso, que se regenera a cada nueva línea, con cada nueva nota, hasta alcanzar un clímax superlativo de intensidad incontenible, donde Weilersten brilló a la altura de los dioses del instrumento. Para algunos de los asistentes, esta obra alcanzó carácter epifánico, pues sentimos entrever durante su ejecución el portal a otro mundo. La más pura y palpable demostración de hasta donde la música puede llegar; a tocar nuestra alma.

Puedes leer la crónica completa de los conciertos en Scoremagacine.

viernes, 11 de marzo de 2011

Cómic: Peter Milligan (III)

Concluyo el repaso a los títulos de saldo de Norma dedicados al guionista inglés que surgieron de la línea Vértigo. La calidad de ambos gana respecto a los anteriores bajo mi punto de vista.

POP LONDON con Philip Bond: ***
Una vieja gloria del rock inglés descubre que ha echado su vida a perder. Y peor todavía, que esto le da cien patadas a su yo de treinta años que dejó grabado un mensaje (y un extraño regalo) para sí mismo preveyendo que esto ocurriera. Para recuperar el tiempo perdido cambiará su cuerpo con el de un joven (no cuento como evidentemente, pero la idea está muy bien traída) y los líos se empezarán a suceder uno tras otro con cómicas consecuencias. Y otra vez la identidad como eje de reflexión y análisis. La ligereza ocasional del relato (bordeando la comedia de enredo sexual) no permite permeabilizar totalmente las aspiraciones de un Milligan que camina un poco en tierra de nadie por las convenciones del mundo de excesos que asociamos a las estrellas de la música, sin hacer sangre tanto como podría. No obstante el estupendo y colorista dibujo de Bond ayuda a que la trama no caiga en el revés moralizante y el guión está lo suficientemente bien tramado como para entretener, divertir y hacer reflexionar un poquito al tiempo.

GIRL con Duncan Fegredo: ***1/4
Una adolescente imagina alternativas a su rutinaria vida en la Inglaterra industrial post-tatcheriana. Y lo hace porque tiene una vida de mierda. Que te toque la lotería en su barrio (en la línea sucia y costubrista del TRAINSPOTTING de Boyle) es la máxima aspiración de sus patéticos habitantes. Su familia es un asco y por ello intenta vivir a través de su imaginación, cambiando su mundo al cambiar su forma de verlo. De nuevo la constante de Milligan; la identidad. Si en el caso de ENIGMA y THE MINX era la identidad sexual, aquí al igual que en LOS CARNÍVOROS es la individual frente a la familiar y social. El dibujo de nuevo en colaboración con Fegredo sienta de maravilla a los ambientes opresivos, enfermizos y pesadillescos del escritor. Un tebeo sugerente, malsano, irónico, de gran potencia visual y conceptual (con ecos a EL CLUB DE LA LUCHA) que se hace demasiado corto y que no aprovecha del todo su magnífico punto de partida. Con todo una obra más que recomendable.

De nuevo dos cómics que se pueden encotrar de saldo (un par de euros a los sumo) en sus tiendas habituales.

martes, 8 de marzo de 2011

Cómic: Peter Milligan (II)

Continuo con el pequeño monográfico dedicado al autor de la estupenda ENIGMA recién comentada. Hoy dos títulos que van de menos a más bajo mi punto de vista.

THE MINX con Sean Phillips: **1/4
Este es un caso paradigmático de la enorme capacidad sugestiva del guionista para crear ideas magníficas, audaces y originales, al tiempo que su descacharrante modo de perderse en ellas sin llegar a rematarlas, quedándose la propuesta en una simpática locura de grandes aspiraciones y enormes posibilidades estrellada en un laberíntico ejercicio de excesiva ambición. Falsos mesías, monos espaciales, miedo al sexo, política satirizada y otras tantas ideas se deslizan dentro de un cómic que gira 90 grados a cada paso que da, para acabar siendo un experimento fallido que se canceló demasiado pronto como para saber si se hubiese sacado algo pleno de ella con tiempo para tomar forma. Buen dibujo de Phillips para los tres primeros números aquí agrupados, que pueden leerse con curiosidad, autoconclusión y algo de decepción. 

LOS CARNÍVOROS con Dean Ormston: **1/2
Poco más o menos que lo arriba comentado viene a ocurrir en esta aventura familiar canibal, donde la dispersión temática queda acotada por una narración mucho más centrada y unidimensional que aprovecha un negrísimo sentido del humor para dar coherencia y algo de trasunto social a una road-movie estrambótica y dantesca. Si bien el contenido de esta puede parecer tan atrevido como el enfermizo empleo de la religión en THE MINX, lo cierto es que el canibalismo acaba tomando forma de simil con el modo de lograr el éxito social y la unión de la familia americana media, aplicando Milligan una saludable mala leche sobre los estatutos de moralidad yankees. Por ello que comparando con el posible alcance de la serie previa y dada su menor duración y pretensiones, LOS CARNÍVOROS acaba siendo un poquito más redondo y satisfactorio - pese al suspiro que supone su lectura y lo limitado del trazo de Ormston - que el anterior tebeo.

Sea como sea, tengan en cuenta que su coste actual saldado (1e por título) viene a ser el baluarte principal de su recomendación.

sábado, 5 de marzo de 2011

Cómic: Peter Milligan (I)

Tras mi reenganche comiquero estoy redescubriendo la línea Vértigo a marchas forzadas. Gran cantidad de dicho catálogo publicado por Norma lleva tiempo de saldo y aun pueden encontrarse a buen precio pequeñas joyas como la que hoy toca, que inicia un pequeño monográfico dedicado al autor irlandés.

ENIGMA con Duncan Fegredo: ***1/2

La línea madura, seria y con ganas de romper esquemas, que supuso dentro del panorama comiquero de los 90 la escisión adulta de DC que luego se materializaría en Vértigo es de sobra conocida por el aficionado; de allí surgieron SWAMP THING, THE SANDMAN o HELLBLAZER, como ejemplos de pilares básicos del tebeo contemporáneo. Sirvió por lo tanto a un sinfín de autores con ganas de hacer y decir cosas que antes no se podían abordar a la ligera. Al menos no con el alcanze del gran público americano como objetivo. Peter Milligan entra de lleno en este saco como guionista original y audaz, capaz de pletóricas y abundantes ideas que quizás no consiga llevar siempre a buen puerto, pero que son por norma sugerentes y estimulantes. En su caso, el camino recorrido suele ser más interesante que el destino alcanzado. Con todo lo descubro ahora como un narrador poderoso, de propuestas atractivas, llamativas y llenas de dobles lecturas, que ofrece en ENIGMA una miniserie en ocho episodios que se cuenta entre lo mejor de su pluma, mezclando lo fantástico con lo metafórico sin pudor y empleando para ello el metalenguaje del tebeo como excusa narrativa.

Una trama repleta de muertes, investigaciones, personajes imposibles, retrospectivas emocionales y elementos sobrenaturales con los que apoyar un viaje algo rocambolesco y de resolución discutible (un deus ex machina en la línea LOST), pero llevados de la mano de un Duncan Fegredo a los lápices magnífico, que ajusta su línea sucia y abocetada con un tono pesadillesco muy acertado y que consigue con su puesta en escena que el argumento nunca caiga en lo ridículo de alguna de sus ideas más delirantes. Milligan consigue en cualquier caso despertar el interés en la - ocasionalmente doble - lectura y arrastrarnos a un viaje de autodescubrimiento que pesa sobre todo lo demás, lo cual es de agradecer dado lo arbitrario de su - con todo, divertido e irónico - final.

Recién editado en tapa dura por Planeta a tres veces el precio al que aun se puede localizar saldada la edición de Norma, este cómic es una recomendación dirigida a su consumo en variante económica. Pero lo de las ediciones es cuestión de gustos y bolsillos, claro. 

jueves, 3 de marzo de 2011

BSO: Michael Small (III)

Tercera parte de la retrospectiva que dedico al gran Michael Small. En esta ocasión dos títulos adscritos al género que el compositor cultivó y dominó por antonomasia; el thriller.

KLUTE: ***1/4
Destacan en esta banda sonora los soberbios primeros dos cortes de la edición comentada (la primigenia Harkit y no la posterior y superior FSM), empezando por “The Tape - Main Title”, que se desarrolla con reverberaciones en el piano ejecutando un motivo inquietante e inacabado, efectos ascendentes y descendentes con xilófonos, y el fascinante “Rooftop Intruder”, donde sobre un motivo minimalista y misterioso a piano, surge una sensual voz femenina susurrando una sugerente pero malsana melodía, que se va turbando por las intervenciones de percusiones y cuerdas siniestras. Todo un prodigio de creatividad que da paso a “Love Theme”, donde se configura una melodía hermosa para cálida trompeta, pero típicamente resuelta en su punteo de guitarra con base rítmica-melódica junto a las percusiones setenteras, que sin afear el conjunto en demasía, dejan su inevitable huella demodé en el tema.

El siguiente pasaje retoma la inventiva con un vals decadente e irónico en “Goldfarb´s Fantasy”, donde fusiona una pegadiza melodía con brillante orquestación, siempre con el piano de fondo como base de la creación. El misterio se retomará hacia la parte final del score en “The Watcher”, “Alone in the Night” y “Waiting in the Loft”, surgiendo además una agresiva variación del motivo central a piano, primero de acción y luego suspense en “Bree Flees John” y desarrollada más tarde hasta límites casi terroríficos en el breve “Cable´s End”. Una nueva melodía también encauzada con la orquestación pop, pero más interesante y pegadiza, se desarrollará en el corte “Righteous”, al tiempo que el tema de amor volverá a tener presencia sin especial desarrollo ni variaciones en los pasajes “Street Market / Love Theme” y “Love Montage”, aunque si destaque en la conclusión del score con “Leaving the City / End Title”, donde aparece el desarrollo más completo y emotivo de dicha melodía, cerrando la partitura de forma melancólica y crepuscular.

THE STAR CHAMBER: ***3/4
Para este proyecto Peter Hyams contaría pues con un Small en plena forma que consiguió realizar un trabajo sobrio, elegante y de soberbio subrayado psicológico. Con apenas 28 minutos de partitura original y muchas intervenciones breves, el compositor logra ambientar todo el ambiente opresivo y la brutalidad de la acción. Desde su inicio con el “Main Title” se desarrolla el tema de la justicia, una melodía que recuerda en cierto modo a una fanfarria, con cierto aire noble y patriótico, pero que sugiere también drama, tensión y conflicto gracias al fúnebre ostinato que abre el corte y que aparecerá a lo largo de la composición en variaciones como “Andujar Trail”, la intensa y trágica versión de “Another Little Boy” o la optimista y totalmente americana (a la Williams) versión del corte “Star Chamber”.

Los fragmentos de suspense se resuelven con cuerda y viento, tanto en crescendos de fuerte impacto sonoro como “Mook and Coombs” o sugerentes pasajes de ambigüedad tonal (“Lowes and Hardin”). También breves cortes como “Shafts of Light”, introducen la atonalidad tan del gusto del compositor, consiguiendo en fragmentos de apenas un minuto o medio minuto crear todo el ambiente y la pulsión emocional necesaria, ya sea por la violencia de la propuesta en “Hardin Kicks Coombs” o por el optimismo esperanzador de “Revision”. El compositor nos regalará un trepidante y agresivo pasaje de acción en el tema más largo de la partitura con “Warehouse Run”, un ejercicio de virtuosismo en poliritmia y atonalidad, un tema brutal y seco que hará las delicias de los amantes de la música de acción de los mejores Broughton o Goldsmith (precisamente los compositores con los que Hyams trabajaría en cintas de similar género musical como CAPRICORNIO UNO o THE PRESIDIO) en su época dorada de los ochenta.

Puedes leer las reseñas originales completas en Scoremagacine.

martes, 1 de marzo de 2011

BSO: Michael Small (II)

Hoy toca continuación de la pequeña retrospectiva discográfica dedicada al compositor americano, recuperando dos de sus obras más destacadas para películas del realizador que sería referencial en su carrera por asiduidad colaborativa y entendimiento artístico, Bob Rafelson.

LAS MONTAÑAS DE LA LUNA: ****
Nos encontramos posiblemente ante la mejor banda sonora de Small editada en formato cd y una de las más importantes de toda su carrera. Añadido a la dificultad de encontrar este disco (de la harto extinta Polydoor), se presenta el problema de la poca fama del estupendo film de Bob Rafelson con el que el músico mantendría la colaboración clave de su carrera en cine. El compositor abre el disco con el memorable tema central en el corte “Main Title”, un arrollador tema épico, de melodía pegadiza y heroica para viento con base rítmica en la cuerda y la percusión, donde la emoción se impone de forma poderosa. Este tema volverá a aparecer en el breve pero imponente corte “It´s the Lake” y de forma sensible y esperanzadora en “Burton´s Theme”. El segundo tema es el dedicado al viaje por África en “Journey”, rítmico y de percusión étnica que de animoso y aventurero pasa a siniestro y amenazante. “Sandy Camp” se abre optimista, grandioso, pero que en una pirueta compositiva se convertirá en un agresivo pasaje de tensión y suspense. “Escape to England” se inicia como poderoso tema de acción variando a lírico pasaje para trompeta y violines. Por otro lado cortes como “Poison Water” o “Ambush” se volcarán en la tensión dramática, casi terrorífica, alcanzando con ellos la partitura una brutalidad inusitada.

Los elementos africanos hacen su aparición en el vibrante “Return to Africa”, donde fusiona la percusión étnica, el tema central y los cantos corales con una habilidad alucinante. Incluso se llegará a la experimentación instrumental con los elementos percusivos y flautas étnicas en cortes tan sorprendentes como “Dark Caravan” y “Ngola´s Court”. El drama aparecerá lírico y sentido en “Farewell to Mabruki” y en una conmovedora versión del tema central rematada en coros africanos con triste acompañamiento de cuerda en “Journey Home”, así como en “The Decision”. Pero Small nos regala además una clasicista y bellísima melodía en “Isabelle”, un tema de amor para cuerda conmovedor, delicado, del que se ejecutará una hermosa variación con arpa y plena orquesta en “The Wedding”. Para rematar la composición el autor retoma el tema del viaje en “Journey Finale” con la versión más grandiosa de dicha melodía, cerrando un disco soberbio en todas sus vertientes.

BLACK WIDOW: ***1/2
Construida de forma clásica y con un sentido homenaje a Herrmann como base musical del score sugerida por el director (de nuevo Rafelson), esta banda sonora se vuelca en una brillante sección de cuerda como motor y alma de la composición. El grueso de EL CASO DE LA VIUDA NEGRA será pues una música tensa, críptica, misteriosa que irá desenvolviendo con pequeños motivos melódicos y un desarrollo lento, anguloso. Su comienzo con “The Widow” es ya toda una declaración de principios, unos golpeos rítmicos con primarios sintetizadores pero altamente efectivos en lo seco de su sonido y lo inquietante de su reverberación, unidos a violentos pizzicatos, dan paso a un fragmento para chelos sinuoso y sugerente, tras el cual la cuerda va tomando cuerpo en forma de melodía lánguida e imprecisa. El segundo corte “Ondine´s Curse” ofrece apuntes de PSICOSIS en su efecto de desasosiego, mientras en momentos destacados como “No Evidence” encontramos al mejor Howard Shore, o “Hawaii” retrotrae al enorme Bruce Broughton de NARROW MARGIN y THE PRESIDIO, aunque quizás sea el magnífico corte “No Air” el mejor de toda la banda sonora por alternar la tensión más rotunda con el único momento de acción de todo el score, un pasaje arrollador que da buena muestra de que Small podía componer cualquier tipo de música y destacar en ello.

No obstante no todo es angustia, pues también encontramos delicados y envolventes momentos románticos a lo largo de la partitura como el excelente corte “The Seduction”, donde Small pasa con maestría del lirismo al suspense más inquietante, para recuperar la vena intimista al final del tema sin perder fluidez y realizando una progresión, desarrollo y oscilación melódica y tonal soberbias. También destaca el pasaje más extenso del score en “She´s Deadly”, que de forma casi imperceptible va angustiando al oyente, preparándolo para el desenlace musical, que llega tras un momento de enorme intensidad en la cuerda en su corte final “Knowing When to Stop” y que da paso a una liberadora y romántica variación del tema central, de pleno lirismo, pero que de forma abrupta presenta un giro musical sobrecogedor al transformarse dramáticamente en su final. Un disco estupendo y altamente recomendable para todo aficionado con paladar exquisito y ganas de recuperar una música creada con una calidad intrínseca, seriedad profesional y talento innegable.

Puedes leer las reseñas originales completas en Scoremagacine.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...